Tips para conseguir la hamburguesa del chef en casa

La hamburguesa es uno de los platos más internacionales y que más pasiones despierta en todo el mundo. Comer en una hamburguesería actual es sinónimo de disfrutar de ingredientes de calidad en la que se convierte en tu hamburguesa favorita y que vas a querer recrear en tu cocina para disfrutar también en casa.

Si eres un amante de este plato, anímate a preparar tu propia hamburguesa gourmet casera con estos consejos:

  1. Carne de calidad: Acude a tu carnicero y pídele un buen corte de ternera magra como la aguja. Lo perfecto es que tenga un 80% de proteína y un 20% de grasa para que no quede la carne seca. Puedes pedirle al carnicero te la pique o hacerlo tú mismo en casa con ayuda de un buen cuchillo. También puedes utilizar otro tipo de carnes como el pavo o cerdo y mezclarlas.
  2. ¡Condiméntala a tu gusto! Aquí es cuando le puedes dar un toque personal al plato, añadiendo una serie de especias para condimentar la carne. Soja, ajo en polvo, perejil, pimienta, hierbas aromáticas, especias exóticas,…Si la carne es buena, no necesita muchos condimentos, con una pizca de sal y pimienta es suficiente.
  3. Ingredientes frescos: para complementar la carne en una hamburguesa lo ideal sería utilizar productos frescos y de temporada. Rúcula, tomate, cebolla caramelizada, setas, pepinillos dulces, aguacate, tomate seco, queso de cabra, pimientos asados, espinacas, pasas,…¡todo vale! pero es muchas ocasiones “menos es más”. Escoge varios ingredientes frescos y de calidad y combínalos contrarrestando el dulce con el salado o dándole un toque cítrico.
  4. Si la carne no la vamos a utilizar en el momento, conviene conservarla en la nevera. Las hamburguesas a diferencia de otras carnes, conviene que estén frías para que se mantengan jugosas y no se rompan.
  5. ¡No descuides el pan! Forma una parte muy importante de este plato y solemos descuidarlo y comprar el primero que encontramos. Primero tendremos que fijarnos que el pan cubra toda la hamburguesa y que no sea excesivamente blando para que no se nos deshaga. Existen diferentes tipos de panes: de sésamo, mollete, de pipas, integral, de hogaza,…¡elige el que más te guste!
  6. Elige una buena sartén. Así como es necesario unos ingredientes frescos y de calidad, también necesitamos unos utensilios de calidad. La sartén tiene que ser antiadherente para que no se pegue y el calor se distribuya por todos los lados.
  7. Si queremos que la carne quede jugosa no deberemos cocinarla en exceso. Ponemos la sartén o el grill a fuego elevado y dejamos que se haga por haga unos 3 minutos por cada lado, dependiendo del grosor de la carne.
  8. Da la vuelta a la carne una sola vez. No es conveniente dar la vuelta a la hamburguesa muchas veces ya que la carne se endurecerá. No presiones la carne para que se haga más rápido. ¡En la cocina las prisas no son buenas! Todo lleva su tiempo y necesita cocinarse en un tiempo determinado. Si presionamos la carne, lo único que conseguiremos es que expulse sus jugos y se seque la carne.
  9. Acompañamiento: Prepara una deliciosa ensalada César o de col como acompañamiento, unas patatas asadas o las míticas patatas fritas.
  10. ¡Una presentación en pizarra para arrasar! Recuerda que la comida entra por los ojos y una cuidada presentación es fundamental, tanto el montaje de la hamburguesa como la vajilla. Te proponemos estos platos de pizarra y papeles antigrasa de QUID, aptos para el consumo alimentario, para una presentación natural con un toque rústico.

Las hamburgueserías actuales son fuentes de inspiración y de sabor, sobre todo aquellas que seleccionan carnes de primera calidad y los condimentos más frescos para hacer de la hamburguesa una delicia gastronómica. No te pierdas las de Hamburguesería Cebrián, las hamburguesas caseras más auténticas de Zaragoza.