Receta de macarons caseros

El verano ya está aquí, y para combinar el color en la mesa y la cocina, nada mejor que un postre delicioso y de múltiples colores: macarons. En este post descubrirás como realizar este postre de la forma más sencilla.

INGREDIENTES:

macarons

  • 110 gramos de almendra molida
  • 250 gramos de azúcar glas
  • 3 huevos
  • Colorante en gel del color preferido
  • 125 gramos de queso crema
  • 40 gramos de mantequilla de barra
  • Sirope de vainilla
  • 1 naranja
  • 50 gramos de azúcar

 

 

PREPARACIÓN

imgPostDe los huevos, tendremos que extraer las ‘claras envejecidas‘, por lo que deberemos separarlas y meterlas al frigorífico con 24 horas de antelación a comenzar a preparar el postre. Antes de empezar las sacaremos para usarlas a temperatura ambiente.

El primer paso será crear una mezcla a la que llamaremos “harina”. Para ellos mezclaremos a mano o con una licuadora los 110 gramos de almendra molida y 200 gramos de azúcar glas. Cuando este bien mezclada, la tamizaremos y trataremos que logre pasar la gran mayoría de nuestra harina, tratando de evitar perder mucha almendra molida.

Posteriormente, en un bol mezclaremos las tres claras de huevo envejecidas en un bol con 50 gramos de azúcar normal y las batiremos hasta obtener merengues. A este merengue será al que añadiremos nuestro colorante en gel. Es importante que sea en gel, ya que en caso de ser líquido puede alterar la mezcla. A esta composición añadiremos poco a poco nuestra harina tamizada poco a poco y mezclaremos de forma envolvente y como mucha paciencia durante aproximadamente 10 minutos hasta lograr una mezcla homogénea.

Ayudados por una manga pastelera, en la bandeja del horno y sobre papel encerado dibujaremos nuestros macarons. Recuerda que cada uno de ellos tiene una parte de arriba y una de abajo por macaronslo que tendrás que realizarlos de un tamaño similar y un número par. Cuando terminemos daremos unos golpes con la bandeja para que se exploten las burbujas que se hayan podido crear y los dejaremos reposar durante 45 minutos.

Aprovecharemos este tiempo para realizar el relleno. Para ello, mezclaremos 125 gramos de queso crema, 40 gramos de mantequilla de barra, 50 gramos de azúcar glas y chorrito de sirope de vainilla y ralladura de naranja y removeremos muy bien. Cuando obtengamos la textura deseada, guardaremos esta mezcla en la nevera.

Cuando los macarons se hayan endurecido será el momento de meterlos al horno, así que lo precalentaremos a 150º y los meteremos durante aproximadamente 12 minutos. A la mitad del tiempo es conveniente abrir la puerta de horno y dejar que salga el calor antes de volver a cerrar.

Cuando estén terminados, esperaremos hasta que se enfríen para despegarlos y añadiremos nuestro relleno con mucho cuidado para que no se nos rompan.