5 Pasos imprescindibles para no desperdiciar alimentos

1.000 millones de personas en el mundo se acuestan cada día sin haber ingerido nada en todo el día, mientras que en los hogares de los países desarrollados se desperdician millones de toneladas de comida al año.

Por ello, creemos conveniente ofreceros esta lista de consejos para no desperdiciar de alimentos que te ayudarán tanto en el ahorro económico como en salud gracias a una buena planificación.

Existen 4 momentos en los que se divide el proceso desde que sentimos la necesidad de comprar alimentos hasta que los consumimos o desechamos por un mal uso: antes de la compra, después de la compra, durante la cocina y tras su consumo.

Antes de la compra

1. Planifica tu compra

Una planificación correcta de tu compra supondrá un ahorro económico y facilitará seguir una dieta equilibrada.

Teniendo en cuenta que una dieta sana y equilibrada está compuesta de 5 comidas diarias (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena), deberemos programar el menú semanal en base a estas 5 comidas y el número de personas que componen el hogar.

– Será necesario observar los alimentos que tenemos disponibles de la semana anterior antes de elaborar la lista de la compra de la semana actual y así aprovecharlos lo antes posible.

– Ya en el supermercado, deberemos observar las etiquetas de los productos seleccionados para evitar comprar alimentos que estén a punto de caducar o de su consumo preferente.

– Para los productos congelados, coge una bolsa refrigeradora para llevar los alimentos a casa y lo notarás en su conservación.

– Si estás un poco harto de comer productos congelados porque pierden calidad en sus propiedades, lo que debes hacer es comprarlos frescos en pequeñas cantidades y consumirlos en su mejor estado.

Toda está planificación será indispensable para evitar el desperdicio de alimentos, ya que sin planificación, seguramente compraremos de más, y por lo tanto comeremos de más y tiraremos más alimentos.

Después de la compra

2. Ordena tus alimentos

– Al guardar los alimentos en la nevera, evita que estos toquen la pared del fondo y sepáralos bien unos de otros.

– Asegúrate de congelar aquellos alimentos que no vayas a consumir en tu programa semanal para evitar que pierdan alguna de sus características

– Mantén tu nevera limpia y tu compra se conservará en un mejor estado.

Una buena organización de tu nevera puede hacer conservar mejor los alimentos

Durante la cocina

3. Cocina las cantidades justas

Cocinar en grandes cantidades puede ser común y efectivo si lo que se pretende es congelar las sobras y poder aprovecharlo más adelante, pero cocinar en grandes cantidades puede llevarnos a comer más de lo que nuestro cuerpo necesita y por lo tanto, aumentar de peso. Por ello, se recomienda cocinar la comida justa para la cantidad de comensales.

Tras el consumo de los alimentos

4. Aprende a conservar

Conservar los alimentos sobrantes es una técnica milenaria que ha ayudado a subsistir a miles de generaciones. La técnica más tradicional es el uso del congelador, pero existen muchas otras no tan conocidas que pueden ayudarnos también a conservar los alimentos en buen estado:

– Refrigeración y congelación
– Los aditivos alimentarios
– La esterilización
– Pasteurización
– La deshidratación
– Envasado al Vacío
– Ahumado
– Salar los alimentos
– Otros

Además de todas estas técnicas, necesitaremos del recipiente adecuado para su conserva y mejor organización en el frigo, como por ejemplo, los Pure Box Active de Luminarc, que al ser de cristal mantienen mucho mejor las propiedades de los alimentos por su cierre hermético y puedes utilizarlos para calentar la comida directamente en el microondas gracias a su válvula de escape.

 

Como consejos prácticos de conservación te recomendamos:

– Se deben consumir los alimentos congelados antes de los 3 meses tras su congelación y no volver a congelar las sobras de estos.
– Además, una buena idea para consumir primero los alimentos con fecha más reciente de caducidad, es organizar la nevera de manera que estos sean los más visibles y al fondo se encuentren los alimentos con fecha de caducidad más lejana.
– Coloca en la parte superior del frigo los alimentos que necesitan menos frío y abajo los que necesitan más.
– Guarda el embutido en recipientes cerrados
– En los cajones, coloca la fruta y verduras.
Etiqueta los recipientes herméticos de comida sobrante con la fecha en que fueron cocinados.

Hay alimentos que se conservan mejor a diferentes temperaturas, deberemos organizarlos según necesidades

5. Haz nuevas recetas con las sobras

Como comentó el chef Dani García en en Fòrum Gastronòmic, celebrado en el recinto Gran Vía de Barcelona la semana pasada, “Las mejores recetas de la historia han surgido a partir de la necesidad”, y tiene toda la razón, ya que de los despojos y sobrantes han salido algunos de los platos más gloriosos de la gastronomía española: la tortilla, los callos, las croquetas, los cocidos, los canelones, entre otros.

Croquetas, una de esas recetas tradicionales pero con muchas posibilidades que podrás encontrar en www.elchefdelacasa.com

Increible receta de 'Las Recetas de Noe' de las que no pueden faltar ahora que viene el frío

No olvides que el objetivo de todos estos consejos es evitar el gran desperdicio de alimentos que se producen en el hogares, y que si los sigues, te aseguramos que tu bolsillo lo notará y posiblemente tu báscula también :)

¿Qué hacéis vosotros para no desperdiciar la comida?

Muchas gracias por su atención y esperamos haberos servido de ayuda con estos consejos para el día a día.

Imágenes: www.elchefdelacasa.com; www.altorendimiento.com; www.pixabay.com; www.entulinea.es