Receta de cakepops de Halloween

¡¡No hay nada mejor en Halloween que los dulces!! ¿A que te encantaría hacer un postre terrorífico pero sabrosísimo? Acabamos de terminar en la cocina de La Tartería porque hemos hecho unos deliciosos y monstruosos cakepops para Halloween…y no nos hemos podido esperar a contaros la receta. ¡Aquí va!

Estos son los utensilios de repostería que vas a necesitar:

Molde para cakepops (con palitos): un molde de silicona para hacer cakepops, muy flexible y cómodos de utilizar ya desmoldar los cakepops resultará muy sencillo incluso sin haber engrasado previamente el molde. Si quieres adquirirlo online en Ohgar.com

molde-cakepops

Rodillo acrílico para el fondant:

rodillo-fondant
Guante de horno de silicona de Quid: Textura antideslizante, cin agujero para colgar.

guante-horno-silicona-quid

Varilla, espátula… Nada mejor que el set de repostería FunCake de Quid que cuenta con todas las herramientas necesarias para realizar tus postres:

set-de-reposteria-funcake

Set de ocho piezas para modelar el fondant

modelado

Un cuchillo cerámico para cortar el fondant (las tiras de los vendajes de la momia)

cuchillo

INGREDIENTES

IMG_8044

  • 100 grs de harina
  • 100 grs de azúcar
  • 100 grs de mantequilla
  • 2 huevos
  • 40 ml de leche
  • Medio sobre de levadura en polvo
  • 150 grs de candymelts de chocolate blanco
  • Colorante en gel (ya que es mucho mejor para mezclar y los colores son más bonitos) de diferentes colores de halloween: naranja, verde…(según la decoración que quieras hacer para tus cakepops)

PREPARACIÓN

1. Mezclamos todos los ingredientes en un bol y batimos con la varilla enérgicamente para que no queden grumos en la masa.

 

2. Como es Halloween, si quieres darle un toque especial al bizcocho de vuestros cakepops, puedes añadir un poco de colorante naranja calabaza. Recuerda mezclar bien el colorante y remover bien la masa para que el color quede bien mezclado.

IMG_8062Echamos la masa en cada uno de los huecos del molde (sobre la parte que no lleva agujero, ya que esta última va en la parte de arriba), hasta arriba y que rebose un poco (pero cuidado no se salga). Aunque el molde es de silicona y el desmoldado es muy sencillo, si quieres puedes untar un poco cada hueco con mantequilla o rociarlo con spray antiadherente.

 

4. Colocamos la parte de arriba (la del agujero) para que los bizcochos puedan “respirar” bien durante el horneado.

Metemos al horno a 170º-180º durante unos 20 o 25 minutos.

IMG_8074

Mientras se hornea el bizcocho, vamos preparando el chocolate con el que recubriremos los cakepops:

  • Fundimos los canymelts al baño maría o en el microondas (si eliges esta opción, programa el microondas durante 15 segundos y ve revisando que el chocolate se funde pero sin quemarse)
  • Una vez está fundido, separamos diferentes partes para tener diferentes colores. En nuestro caso, dejaremos parte de color blanco y añadiremos colorante naranja (para las calabazas) y verde (para el cakepop de Frankenstein)

IMG_8080

Una vez se han horneado los bizcochos, los dejamos enfriar bien. Si están muy calientes el chocolate fundido que añadamos por encima para la decoración no llegará a enfriarse y no se solidificará correctamente.

Cuando ya se hayan enfriado los bizcochos, tenemos que sellarlos para que los palitos de los cakepops no se salgan. Si te han quedado un poco irregulares, puedes recortar el bizcocho para que quede más redondeado. Para sellar los cakepops, untamos la punta del palito con chocolate fundido y la clavamos en el bizcocho profundamente para que el chocolate fundido se seque con el bizcocho y así no se mueva el palito.

Una vez tenemos los cakepops trinchados con el palito, podemos untarlos en el chocolate, escurriendo bien el chocolate sobrante y dejando que se sequen en un soporte de pie. Cuidado no se peguen unos cakepops con otros mientras el chocolate aun esté caliente (se mezclarán los colores y no podrás separarlos sin romper el cakepop).

IMG_8111

Decoramos los cakepops con glasa (en este enlace tienes la receta para hacer glasa) y fondant.

¡A disfrutar de un terroríficamente dulce Halloween!