Pechuga en salsa ligera de mostaza y miel

Vamos a terminar la semana ofreciéndoos una innovadora forma de salsear la tradicional pechuga de pollo para descubrir un nuevo y delicioso sabor. Para ello, Fran, de Qué Rico, nos propone la pechuga en salsa ligera de mostaza y miel.

INGREDIENTES:Pechuga

  • 4 pechugas de pollo enteras
  • 4 cucharas de mostaza a la antigua
  • 4 cucharas de miel
  • 200 ml de leche desnatada
  • Aceite de oliva
  • Pimienta blanca molida
  • Sal

PREPARACIÓN:

Empezamos por limpiar las pechugas de posible grasa adherida y huesos. Salpimentamos y ponemos a calentar una sartén con un poco de aceite de oliva. Una vez esté caliente pasamos las pechugas para sellarlas bien. Retiramos y reservamos.

pe1
En la misma sartén ponemos a calentar la leche y, cuando esté templada, añadimos la miel y la mostaza removiendo muy bien hasta que se disuelva. Verás que el suero de la leche se separa. No te preocupes porque es normal.
Pe2
Cuando empiece a hervir colocamos las pechugas de nuevo en la sartén y dejamos que se cocinen con la tapa puesta durante 20 minutos, dando vueltas de vez en cuando para que se hagan bien por todos los lados. Sacamos las pechugas y las reservamos manteniendo el calor (en el horno cerrado se puede hacer fácilmente). Pasamos la salsa por la batidora para emulsionarla y la volvemos a poner al fuego un poco para que reduzca. Si nos queda muy clara, mezclamos una cucharada de maicena en medio vaso de agua fría.
Pe3
Cortamos el pollo en rodajas gruesas y emplatamos, cubrimos con la salsa y lo acompañamos de la guarnición que queramos.¡Buenísimo!