Guiso de repollo y costillas de cerdo

Con un frío que no termina de irse todavía es buen momento para preparar un plato delicioso y que nos ayude a calentarnos mientras lo preparamos. El guiso a fuego lento es la opción ideal para estas situaciones. Para hoy, Noe, del blog Las Recetas de Noe, nos deleita con una receta de guiso de repollo, costillas de cerdo y patatas. Para hacerlo ha utilizado una Cocotte de hierro fundido de la colección Bienestar, que cuenta con una tapa especial que hace que se concentre en ella el vapor.

INGREDIENTES

guiso repollo

  • Medio kilo de costillas de cerdo, partidas en trozos pequeños
  • Medio kilo de repollo
  • Medio kilo de patatas
  • Dos zanahorias
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Ajo molido, perejil picado y sal
  • Tres dientes de ajo
  • Una cucharadita de pimentón dulce

PREPARACIÓN

Ponemos una sartén o plancha con un poco de aceite de oliva virgen extra. Una vez esté caliente añadimos las costillas, las marcamos muy bien por ambos lados y cuando estén doradas les ponemos sal, ajo molido y perejil picado. Las hacemos otro par de minutos y reservamos.

guiso costillas

Ahora colocamos en la olla las patatas peladas, lavadas y cortadas en dados, junto con el repollo que habremos lavado y picado a nuestro gusto y las zanahorias, peladas, lavadas y picadas en daditos pequeños. Cubrimos con agua, añadimos una cucharadita de sal y dejamos que se haga a fuego lento. Lo dejaremos 40 minutos. Luego añadimos las costillas que teníamos reservadas y pasamos a preparar el refrito. Para ello ponemos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra en una sartén pequeña y añadimos tres dientes de ajo picados. Dejamos que se hagan y añadimos una cucharadita de pimentón. Este refrito lo añadiremos a nuestra olla que, junto con las costillas, dejaremos que se hagan a fuego lento durante 20 minutos más.